lunes, 24 de abril de 2017
Camino para la comunidad salesiana
por Dicasterio de la Formación
Propuestas para la celebración del 150° aniversario del nacimiento de la Congregación

Cuaresma 2009

La Cuaresma es para todo cristiano el tiempo privilegiado para la renovación interior y la conversión, en el redescubrimiento de la gracia del Bautismo y en el compromiso de vivir de manera conforme a la propia vocación. Para nosotros, la Cuaresma de 2009 puede ser, ante todo, la ocasión para traducir en acto una de las sugerencias del CG26, o sea, la invitación a un contacto más frecuente con las Constituciones.

 

Ya con ocasión de la fiesta del 31 de enero de 2009 el libro de las Constituciones, eventualmente impreso en un formato más grande, podrá ser expuesto en la capilla comunitaria, debajo del cuadro o de la estatua de Don Bosco, como signo externo de una mayor atención que la comunidad quiere reservar a este “testamento vivo” de nuestro Fundador.

 

A lo largo de la Cuaresma es oportuno que cada día se haga lectura de algún artículo de la Regla, en los modos que la comunidad  considere más convenientes: por ejemplo, al comienzo de la meditación o en el momento de oración de la tarde o también al principio de las comidas. Para un conocimiento más profundo, podría ser útil reemprender los contenidos en las “buenas noches” o en una conferencia comunitaria, valorizando el texto del Comentario oficial y las oraciones que se encuentran al final de cada artículo. Dicho contacto cotidiano con las Constituciones será también compromiso personal de cada uno.

 

Se sugiere, además, en el tiempo de la meditación la invitación a la lectio divina personal, a partir de las lecturas de la liturgia del día o de la lectura continuada de alguna carta de San Pablo.

 

Con ocasión de los retiros mensuales de febrero y marzo la comunidad podrá profundizar la espiritualidad del “da mihi animas, cetera tolle” a través de la lectio divina de dos textos de San Pablo, en los que el Apóstol trata de la urgencia de evangelizar (2 Cor 4, 1-6) y de las tribulaciones conexas al ministerio pastoral (2 Cor 4, 7-12). Las dos páginas pueden ser actualizadas haciendo referencia a los núcleos II y IV del documento del CG26. En tales ocasiones se pueden valorizar las celebraciones de la liturgia de la Palabra y de la Adoración eucarística, predispuestas en el CD del CG26, relativas a los núcleos II y IV.

 

El itinerario cuaresmal de conversión podrá culminar en una celebración penitencial comunitaria, en la que los hermanos están invitados a pedir perdón a Dios por las infidelidades vocacionales y a invocar juntos el don de una mayor coherencia con nuestra Regla de vida. De esta celebración penitencial se ofrece un esquema litúrgico.

 

Adviento 2009

El tiempo de Adviento estará marcado por la celebración del 18 de diciembre, en la que cada salesiano vivirá la experiencia de la renovación de la profesión religiosa. Vista la particularidad del tiempo litúrgico, se sugiere valorizar la novena de la Inmaculada poniendo atención al “He aquí la esclava del Señor” de María frente a la llamada de Dios, a la respuesta positiva de Don Bosco después del sueño de los nueve años y a nuestro asentimiento personal al comienzo de nuestra vocación.

 

El camino propuesto, después de la confrontación con el “sí” de María y con el de Don Bosco, mira a hacer a cada hermano responsable del don de la propia vocación y partícipe de la de todos los salesianos de la comunidad. Se sugiere que el hermano haga memoria, incluso por escrito, de los orígenes de la propia vocación con la forma de un relato o de una “carta a Don Bosco” o del recuerdo de un salesiano decisivo en la opción vocacional. Con una oración a Don Bosco cada uno, al final, será llamado a decir gracias a nuestro Padre y Fundador.

 

Durante la novena en el tiempo de la meditación se podrán usar los 10 primeros minutos para una lectura del trozo propuesto y para la presentación de algunos puntos de reflexión, dejando luego el tiempo restante para el silencio personal. Conviene que todos los hermanos tengan copia del texto de referencia.

 

Los días de la novena pueden tener la siguiente articulación:

-      domingo 29: I de Adviento – Vísperas y Adoración Eucarística

-      lunes 30 de noviembre: lectio divina sobre Lc 1,26-28 – “La Anunciación” I

-      martes 1 de diciembre: lectio divina sobre Lc 1, 29-33 – “La Anunciación” II

-      miércoles 2 de diciembre: lectio divina sobre Lc 1, 34-38 – “La Anunciación” III

-      jueves 3 de diciembre: lectura meditada del relato del “sueño de los nueve años” I

-      viernes 4 de diciembre: lectura meditada del relato del “sueño de los nueve años” II

-      sábado 5 de diciembre: B. Rinaldi: cada hermano recuerda o escribe los inicios de su vocación

-      domingo 6 de diciembre: II de Adviento – Vísperas y Adoración Eucarística

-      lunes 7 de diciembre: cada hermano reza o escribe su oración a Don Bosco.

 

En los días siguientes a la Solemnidad de la Inmaculada, como preparación inmediata al 18 de diciembre, la comunidad local puede prever al menos un encuentro de participación en el que cada salesiano tenga la posibilidad de hablar de la propia historia vocacional, proponiendo o leyendo a los otros hermanos el recuerdo de la propia vocación y la oración a Don Bosco, madurados en los días precedentes.

Dosatic S.L. © 2017
Site desarrollado por DYNAMO 3.0